21 de abril de 2024

Manuel Gmarttz | ManuelGonzalezMx

Noticias de México para el mundo

Buques de Singapur protagonizan aparatosos accidentes en Baltimore y Altamira.

En menos de 48 horas, dos sucesos de gran magnitud han afectados a dos importantes puertos internacionales, dejando a su paso caos y destrucción.

#Altamira, #Tamaulipas.

El primero de ellos, ocurrió la madrugada del martes en Baltimore, donde el icónico Puente Francis Scott Key fue derribado por un buque de carga en un accidente sin precedentes, y este miércoles, un incidente similar ocurrió en el Puerto de Altamira, en el estado norteño de Tamaulipas, México, cuando otro buque proveniente de Singapur provocó un incendio de proporciones alarmantes.

El primer incidente tuvo lugar en Baltimore, donde el buque Dali, de bandera singapurense, colisionó violentamente contra uno de los pilares del Puente Francis Scott Key, parte vital de la autopista 695. El impacto causó el derrumbe parcial de la estructura sobre el río Patapsco, generando un escenario caótico en la región cercana a Washington DC.

Mientras tanto, en el Puerto de Altamira, el buque ST AJISAI, también originario de Singapur, se vio envuelto en un grave incidente. Según informes preliminares, el daño en una de las mangueras de alta presión de aceite hidráulico de una grúa de la empresa Infraestructura Portuaria Mexicana (IPM), que realizaba maniobras en el buque, provocó un derrame masivo de aceite, desencadenando un voraz incendio que consumió la maquinaria en segundos.

Aunque los cuerpos de emergencia tardaron en llegar al lugar del siniestro en Altamira, la rápida acción de los fiscales aduaneros del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la tripulación del buque evitó una catástrofe mayor. Utilizando los protocolos de contraincendios, lograron contener las llamas desde la cubierta, utilizando chorros de agua para combatir el fuego.

 Se reporta de manera extraoficial que las intensas llamas provocaron que la estructura de la grúa se fundiera, y la pluma de aproximadamente 70 metros de altura colapsara sobre el buque atracado.

Hasta el momento, ninguna autoridad oficial ha emitido comunicados sobre estos incidentes. Ni la Administración del Sistema Portuario Nacional (ASIPONA) de Altamira, ni el Gobierno del Estado de Tamaulipas, a través de Protección Civil, han proporcionado detalles sobre el percance, a pesar de la gravedad de la situación en el puerto tamaulipeco.