21 de abril de 2024

Manuel Gmarttz | ManuelGonzalezMx

Noticias de México para el mundo

Aberrante caso de Z00filia en Madero repugna al Clero.

#CdMadero #Tamaulipas.

A inicio de esta semana, un caso de zoofilia conmocionó a la sociedad maderense,  luego de que se evidenciara que en la colonia Miramapolis, una rescatista de animales fue señalada por presuntamente cometer actos de abuso con las mascotas bajo su cuidado, según denuncias hechas públicas a través de la red social Facebook, acompañadas de imágenes que evidenciaban los hechos.

Los denunciantes instaron a las autoridades de Ciudad Madero a llevar a cabo investigaciones exhaustivas y presentar una denuncia formal contra el presunto responsable. En respuesta, el secretario del Ayuntamiento, Juan Antonio Ortega Juárez, anunció que se tomarían medidas legales, incluyendo la presentación de una denuncia ante la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas.

El caso ha generado un fuerte rechazo y preocupación en la sociedad, reflejando lo que algunos ven como una creciente descomposición social y desprecio por la vida. El obispo de la Diócesis Tampico, José Armando Álvarez Cano, calificó estos hechos como evidencia de la deshumanización presente en la sociedad actual.

En sus declaraciones, el obispo destacó la importancia de fortalecer los valores humanos y religiosos, especialmente entre los jóvenes, y reconoció los desafíos actuales, como el cambio en los roles de género y la creciente participación de las mujeres en el ámbito laboral, lo que puede afectar la transmisión de la fe y los valores en el seno familiar. Sin embargo, expresó confianza en el interés de las mujeres por mantener estos principios a pesar de los obstáculos.

Este aberrante caso no solo pone en evidencia la importancia de la protección animal y el respeto hacia los seres vivos, sino también la necesidad de abordar los cambios sociales y culturales que pueden afectar la cohesión y los valores fundamentales de la sociedad.

 “Creo que tristemente hay un desprecio por la vida y esto está llegando a estas cosas, y cosas como estas van siendo algo terrible que nos habla de la descomposición y de la deshumanización de nuestra parte para este tipo de situaciones».

En su declaración el obispo manifestó que definitivamente se trabaja para acercar más a los jóvenes a la fe, lo cual siempre es una preocupación y que la familia es la base pata infundir los valores humanos y religiosos pero reconoció que la situación ha cambiado sobre todo porque en la actualidad la mujer es cabeza de familia y por trabajar, no tiene la misma oportunidad que antes de estar al pendiente de los hijos lo que provoca ausentismo, lo que representa un desafío para transmitir la fe que antes se hacía por generaciones ya que ella estaba en casa, pero confía en que hay interés por parte de ellas para que se logre.