23 de abril de 2024

Manuel Gmarttz | ManuelGonzalezMx

Noticias de México para el mundo

Andrés Manuel y Rocío.


Parlamento Veracruz.
Juan Javier Gómez Cazarín*

Lo he dicho antes: una de las mayores emociones de pertenecer a la Cuarta Transformación es la certeza de que estamos viviendo -y siendo parte- de un momento glorioso de la historia de México.

Dentro de muchos años, veré las fotografías y los videos del encuentro de este sábado en el Zócalo de la Ciudad de México y diré: yo estuve ahí.

Presumiré que fui parte de un grupo de veracruzanas y veracruzanos que marchamos desde Los Tuxtlas, cruzamos Veracruz y llegamos a la capital de la República para acompañar al presidente Andrés Manuel López Obrador y a la secretaria de Energía, Rocío Nahle García en la conmemoración del 85 aniversario de la Expropiación Petrolera.

Fue bueno que el grupo de marchantes veracruzanos llegáramos temprano al Zócalo, porque la convocatoria de nuestro Presidente rebasó al espacio físico y muchas calles de los alrededores se quedaron llenas de gente que ya no cabía en la Plaza de la Constitución.

¿Por qué es histórico? No sólo porque éramos muchísimos, sino porque fue el testimonio del éxito de la política energética nacionalista de la 4T.

Bajo el mando de Andrés Manuel y con la operación directa de Rocío el país ha vuelto a la ruta que trazó el presidente Lázaro Cárdenas hace 85 años, después de casi 30 años de entreguismo neoliberal a los intereses extranjeros.

Entre otras muchas cosas, hoy estamos recuperando la producción petrolera perdida, estamos reconfigurando las refinerías del país –incluida la de Minatitlán, en tierras veracruzanas- y se está por terminar una nueva, orgullo de la ingeniería mexicana, en Dos Bocas, Tabasco.

Esos logros nos llenan de orgullo como mexicanos y de más orgullo como veracruzanos porque una amiga nuestra, paisana y aliada, Rocío Nahle, ha sabido responder a la confianza depositada en ella por el Presidente.

Mañana vamos a celebrar el natalicio del presidente Benito Juárez, otro defensor de la soberanía de México que no admitió que a nuestro país lo gobernara un Emperador europeo.

Recordaremos a Juárez sin hipocresías, honrando su legado y siguiendo su ejemplo de poner a México y al pueblo por delante.

Como dije, es un honor ser parte de este movimiento.

Pd. ¿Ya ven? Con energía les digo que es Chío. No hay más.

*Diputado local. Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Veracruz.