2 de marzo de 2024

Manuel Gmarttz

Noticias de México para el mundo

Las situaciones estresantes para tu mascota que seguramente no conocías.

De acuerdo con expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el estrés es la respuesta fisiológica natural que humanos y animales pueden presentar en situaciones de miedo y amenaza. La exposición prolongada a este tipo de experiencias puede generar episodios de ansiedad con alteraciones emocionales y consecuencias graves para la salud, además de que, en el caso de las mascotas, pueden venir acompañados de cambios en el tipo de movimiento, funciones corporales y comportamiento que representan escenarios difíciles para sus tutores y otros animales del hogar.

Actualmente hay cada vez más personas interesadas en conocer los diferentes ambientes que generan estrés en las mascotas, como es el caso del uso de la pirotecnia, la cual puede provocar ataques de pánico, temblores, jadeos o comportamientos destructivos en algunos perros y gatos por los fuertes y repentinos estímulos auditivos. Sin embargo, existen otros escenarios que pueden pasar inadvertidos entre los tutores de mascota más inexpertos; situación que hace fundamental la observación del comportamiento y la asistencia regular al médico veterinario. 

Al respecto la MVZ Fabiola Rocha, aseguró que para garantizar al máximo el bienestar de los animales de compañía es necesario informarse sobre las maneras para reducir y controlar situaciones de estrés, asistiendo con un especialista, conociendo el comportamiento de su mascota y estando al tanto de los últimos desarrollos tecnológicos de la industria, por lo que compartió algunos escenarios a los que se debe poner especial atención:  

  • Mudanzas o remodelaciones: 

Los perros y gatos son animales de hábitos y rutinas muy claras, por lo que trasladarlos a un nuevo hogar o cambiar los muebles de la casa puede representarles situaciones de estrés, desorientación y miedo. Expertos veterinarios recomiendan ir acostumbrando a las mascotas a permanecer durante algunas horas aislados en habitaciones o espacios determinados, permitir a los animales oler e investigar de manera tranquila y sin alteraciones, además de guiarlos a los nuevos espacios donde se encontrarán sus alimentos y área de descanso. Otra alternativa, y que va de la mano con los desarrollos científicos más avanzados, es el uso de feromonas sintéticas; estas son secretadas de manera natural por perros y gatos, y en el caso de las hembras, les sirven para transmitir seguridad a sus cachorros. En la actualidad, existen productos sintéticos que permiten replicar este proceso que mejora la relación entre las especies y sirve como un calmante natural.  

  • Viajes en auto: 

Es un hecho que no todos los perros o gatos responden igual a ciertas experiencias, este es el caso de los paseos o viajes en auto. Los expertos recomiendan que para ir acostumbrando poco a poco a la mascota a ser un buen compañero de viaje es importante que éste vea los paseos como parte de su rutina, es decir, hacer desplazamientos cortos con mayor frecuencia y ser cariñosos en el proceso.  Recuerda que los ruidos del vehículo y los sonidos exteriores pueden ser muy abrumadores para las mascotas, por lo que acostumbrarse a nuevos movimientos, trayectos y velocidades lo ayudará a mantenerse tranquilo al pasar el tiempo. 

  • Tormentas y truenos: 

Como sucede con la pirotecnia, estos sonidos fuertes y repentinos pueden generar gran ansiedad en los animales de compañía. Veterinarios y etólogos recomiendan mantenerte tranquilo y actuar con normalidad, en principio porque al acariciar excesivamente a la mascota durante estos momentos de estrés podría ser interpretado como una respuesta agradable a su conducta miedosa. En este caso, puedes ayudar a tu compañero encontrándole un lugar seguro para refugiarse y poner su cama en un lugar que amortigüe el sonido de los truenos y no pueda ver los relámpagos, poner música suave y (si tiene algún juguete) puedes dárselo para que se relaje y reduzca su ansiedad. 

  • La llegada de un bebé a casa:

Los llantos, juguetes ruidosos, las visitas y los cambios en las rutinas diarias de todos los integrantes de la familia son solo algunos de los factores que podrían generar ansiedad en perros y gatos. Ante esta situación, es común que las mascotas tengan poca capacidad de autocontrol, busquen espacios de soledad o, en el caso de los perros, aumente la frecuencia de sus ladridos. Es de suma importancia que frente a estos cambios en el comportamiento se pida la asistencia de un especialista veterinario o etólogo que pueda hacer recomendaciones que mantengan la seguridad y la armonía en el hogar.  

Al respecto de lo anterior, Fabiola Rocha comentó que en la actualidad existen alternativas muy nobles para prevenir la ansiedad en mascotas, como es el caso de nutrientes como la alpha-casozepina y la L-triptófano, proteína y aminoácidos con efectos calmantes, que se pueden administrar a través del alimento, sin necesidad de recurrir a una alternativa adicional, lo cual reduce los estímulos de miedo, excitación y ansiedad, funcionando como apoyo calmante para perros y gatos semanas antes de la exposición a estos escenarios. 

Para finalizar, la especialista aseguró que, “Es muy importante ofrecer soluciones nutricionales que den respuesta a las necesidades específicas de perros y gatos a través de estrictos controles de calidad, además de facilitar su administración. Nuestro compromiso es y será siempre ayudar a los tutores a cuidar de sus leales compañeros en los momentos más difíciles” finalizó Rocha.