27 de mayo de 2024

Manuel Gmarttz | ManuelGonzalezMx

Noticias de México para el mundo

«No adivinas el Por…»

Con una breve sonrisa de nostalgia, en un kilometraje de 39 años como periodista de carrera, recuerdo mis inicios, eran tiempos de aprendizaje, en donde pese a ser seminarista, y estar en la facultad de Ciencias de la Comunicación, compartía mi tiempo y espacio como comunicador, en el periódico más importante (así lo demostraban sus ventas) del estado de Tamaulipas.


Pesé a la naturaleza del trabajo y mi contacto diario, con la redacción escrita, no siempre tuve, del todo claro, ¿Cuántos tipos de «porque» hay? Por eso me permití escribir para ustedes, algunos tipos, enseñados en la escuela de la vida.
Cuando ¿Se escribe “por qué”, “por que”, “porqué” o “porque”? Y desde luego ¿Cuál es la manera correcta? Debo en este punto aclarar, qué todas las formas mencionadas son correctas, sin embargo, cada cual tiene su significado y aplicación diferente.


Todas son palabras homófonas, ya que suenan del mismo modo, pero nos dan la alternativa de brindar distintos usos y distintos modos de ser escritas, lo que genera la duda y, en muchos casos, el error,
Inicio dejándo, estas distintos usos de «porqué», «porque», «por qué» y «por qué».

*porqué

En este primer caso, se refiere a un sustantivo masculino que equivale a causa, motivo, razón, y se escribe con tilde por ser palabra aguda terminada en vocal. Puesto que se trata de un sustantivo, se usa normalmente precedido de artículo u otro determinante:
Ejemplo : No entiendo, el porqué de tu actitud, es decir en términos más comprensibles ¿Cuál es en verdad, la razón de tu actitud].
Todo tiene su porqué, su causa y motivo.

Y aquí, otros sustantivos, tiene plural:

Hay que averiguar los porqués de este cambio de actitud.

*por qué

Aquí es inminente la continuidad o secuencia formada por la preposición por y el interrogativo o exclamativo qué (palabra tónica que se escribe con tilde, para distinguirla del relativo y de la conjunción que). Introduce oraciones interrogativas y exclamativas directas e indirectas, es decir:


¿Por qué no viniste ayer a la fiesta?
No comprendo por qué te pones así.
¡Por qué restaurantes más bonitos pasamos!
Note usted la diferencia del sustantivo porqué, la continuidad o secuencia de por qué no puede sustituirse por términos como razón, causa o motivo.

c) porque

Ahora sin la tilde, realmente se trata de una conjunción átona, razón por la que se escribe sin tilde.
Aquí en lo partícula, en recomendable que se una con dos valores: Como conjunción causal, para introducir oraciones subordinadas que expresan causa, caso en que puede sustituirse por locuciones de valor asimismo causal como puesto que o ya que:

No fui a la fiesta porque no tenía ganas.
La ocupación no es total, porque quedan todavía plazas libres.
También se emplea como encabezamiento de las respuestas a las preguntas introducidas por la secuencia por qué:

—¿Por qué no viniste? —Porque no tenía ganas.

Cuando tiene sentido causal, es incorrecta su escritura en dos palabras.

Como conjunción final, seguida de un verbo en subjuntivo, con sentido equivalente a para que: Hice cuanto pude porque no terminara así (para que no terminara así)

En este caso, se admite también la grafía en dos palabras (pero se prefiere la escritura en una sola):

Hice cuanto pude por que no terminara así.

d) por que

Puede tratarse de una de las siguientes secuencias:
La preposición por + el pronombre relativo que. En este caso en particular, es más corriente usar el relativo con artículo antepuesto (el que, la que, etc.):

Este es el motivo por (el) que te llamé.
Los premios por (los) que competían no resultaban muy atractivos.
No sabemos la verdadera razón por (la) que dijo eso.
La preposición por + la conjunción subordinante que. Esta secuencia aparece en el caso de verbos, sustantivos o adjetivos que rigen un complemento introducido por la preposición por y llevan además una oración subordinada introducida por la conjunción que:
Al final optaron por que no se presentase.
Están ansiosos por que empecemos a trabajar en el proyecto.
Nos confesó su preocupación por que los niños pudieran enfermar.
Recuerda:

Por qué: es de pregunta.
Porque: es de respuesta.
Porqué: sustantivo que denota causa.
Por que: preposición más pronombre o una conjunción.

Buscar educar, seria demasiado pretencioso de mi parte, ya qué mi cultura es aceptable pero limitada, sin embargo creo, esta gotita de conocimiento, jamás está de más.